Se deja todo por el equipo

Anderson Castañeda es el arquero de La Sede F.C. quien el sábado 16 de noviembre llamó la atención por el partido que jugó con su equipo frente a Enciso, el líder de su grupo.

Durante todo el partido, fue el rival a vencer para los jugadores de Enciso, quienes se encontraron ante un muro que todo lo devolvía. En el banco de su equipo le decían que aguantara, le gritaban que cada vez faltaba menos, pero él se dejaba caer cada tanto, en varios momentos creía que no podía seguir.

Algunos pensaban que era por show, pero lo que no sabían era que Anderson no estaba 100% en condiciones físicas para el partido. El jueves antes, le habían sacado las cordales. Pero ahí estaba evitando goles, volando de palo a palo, poniendo el pecho para llevar a su equipo a la victoria.

Al final, La Sede F.C. ganó 8 a 2 y se clasificó como segundo en el grupo. Para Enciso fue una muralla invencible, para sus compañeros la mejor muestra de que en Paz en las Canchas se deja todo por el equipo.